Si hay algo que te cambia cuando te quedas embarazada y que realmente nos cuesta un pequeño esfuerzo llevarlo a cabo es el tema de la alimentación. Y es que son muchos los alimentos los que tienen restricciones, entre ellos los quesos en el embarazo. Pero no todos los quesos están “prohibidos” durante el embarazo y en esta entrada te hablaremos de las pautas que debes seguir en esta etapa de tu vida.

Tenemos muchos tipos de queso y sólo debemos fijarnos en una cosa en la etiqueta y es que la leche, debe estar pasteurizada. Debemos mirar todos los tipos de leche ya que algunos quesos se hace con mezclas de leches de vaca, oveja y cabra y son los tres los que deben estar pasteurizadas para que ese queso pueda ser consumido por una mujer embarazada.

Los tipos de quesos

Los quesos frescos, y los quesos semicurados suelen estar hechos a base de “leche pasteurizada” pero hay casos en los que no por lo que te recomiendo revisar la etiqueta cada vez que vayas a comprarlo. Sin embargo, no hay tantos quesus curados y quesos viejos que estén elaborados con leche. Y a mi es que me gustan mucho los quesos fuertes y hay uno que me gusta especialmente que está pasteurizado: el queso García Baquero Reserva 12 meses.

Tenemos otros tipos de quesos en los que no se indica que la leche está pasteurizada y estos son los quesos que suelen crear más dudas de si pueden o no ser consumidos. Se trata de los quesos blandos y cremas de queso tipo:

  • Queso de untar (tipo Philadelphia)
  • Quesitos (tipo La vaca que Rie)
  • Cremas de queso
  • Queso Mascarpone
  • Requesón

Este tipo de quesos son, en realidad “preparados de queso” que sufren procesos para ser transformadas en el producto final. De todos los productos mencionados en la lista, sólo uno de ellos (las cremas de queso) dudo de la posibilidad de su pasteurización por lo que no puedo recomendar su ingesta, a no ser que lo especifique la etiqueta. La elaboración de los otros hace que se tengan que calentar y por tanto no tengan riesgo ninguno para las embarazadas durante los tres trimestres del embarazo.

Los quesos a evitar porque no están realizados con leche pasterurtizada son los quesos blandos y de larga maduración como los quesos azules y los quesos camembert.

¿Cual es la razón de las restricciones de Quesos en el embarazo?

La razón no es otra que una bacteria llamada listeriosis que puede estar presente en la leche cruda y que tiene afectaciones muy negativas y de las que hablaremos en otra entrada. La salmonelosis es otro de los problemas que puede causar la ingesta de leche cruda, pero las afectaciones en el feto no están demostradas.

Por tanto, evita todo tipo de productos (quesos y otro derivados lácteos) que estén elaborados con leche cruda. El embarazo dura sólo 9 meses y la ingesta de un queso con listeria puede hacer que tu bebé tenga problemas que arrastre durante toda su vida. La leche que bebemos, que viene en brick del supermercado ESTÁ SIEMPRE PASTEURIZADA.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra ACEPTAR

Aviso de cookies