La piel se encuentra formada por tres capas: la dermis, epidermis y la hipodermis. Las estrías son cicatrices que se ubican en la dermis y cuyo origen es la ruptura de la piel elástica en la zonas más profundas, llegando a cambiar por unas fibras más delgadas y desorganizadas. Tan pronto como aparecen las estrías llegan con un color rojo medio púrpura, más tarde se convertirán en blanco nacarado. Las estrías en el embarazo son bastante comunes y pueden comenzar a aparecer a partir del quinto mes, en el segundo trimestre de embarazo, las zonas más propensas son el abdomen, las caderas, los muslos y los senos.

La tendencia en la creencia es que las estrías en el embarazo son el resultado de un estiramiento de la piel. La realidad es que esta no es la única razón. Y es que cuando una mujer está embarazada, el cuerpo segrega más cortisol, una hormona que debilita las fibras elásticas y el colágeno. Esta es la razón fundamental con respecto a la aparición de estrías.

¿Qué sucede durante el embarazo?

Durante los nueve meses de embarazo, el cuerpo de la mujer comienza a experimentar una transformación, las curvas comienzan a aparecer aquí y allá, y obviamente las estrías comienzan a aparecer, a menudo aparecen en grupos y se manifiestan como líneas paralelas y/o simétricas cuyo color va cambiando a lo largo del embarazo.

Lo mejor para combatir las estrías es dejar de preocuparse y comenzar a ocuparse, es decir, tan pronto como se confirme el embarazo, luego de celebrar por la llegada de tu niño, hay que tomar en cuenta que deberás tomar precauciones que irán de la mano contigo a lo largo del embarazo, las principales medidas son:

  • Hacer uso de aceites esenciales, como el aceite de almendras dulces, de germen de trigo y neroli que son particularmente eficaces. Estos aceites los puedes utilizar por dos o tres veces por semana.
  • Hidratar la piel todos los días, nutrir la piel con una crema rica en elementos que lleven a sus regeneración y humectación.
  • Seguir una alimentación adecuada, bajo supervisión médica, se recomienda no subir muchos kilos durante el embarazo, sin embargo el régimen alimenticio ha de ser forzosamente vigilado por tu médico.
  • Hacer uso de la vitamina E, que puede ser consumida como un suplemento diario, incluso agregar una cápsula de vitamina E en tu crema hidratante será de gran ayuda. La vitamina A está prohibida para las mujeres embarazadas. Y antes de iniciar un tratamiento para estrías, es un deber consultar a tu médico.

Algunas soluciones a las estrías…

Después del embarazo hay diversas soluciones para hacer frente a las estrías, cabe señalar que los consejos anteriores también son aplicables para después del embarazo, que es cuando se comienza a bajar de peso. Los productos con aceites, como el Rosa Mosqueta y el aceite dulce de almendras son de los más recomendados para hacerle frente a las estrías luego de haber dado a luz. Si tu vientre ha sufrido daños severos una solución radical incluiría una cirugía plástica, que se realiza en el estómago, y tu médico es quien te orientará sobre la mejor para ti y tu cuerpo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra ACEPTAR

Aviso de cookies