Si durante el embarazo pudiéramos elegir qué tipo de parto queremos, seguramente todas coincidiríamos en que el parto empezara de forma espontánea y que fuera rápido, esto es lo que se llama un parto natural. Ahorrarse horas de parto es algo deseable, pero desgraciadamente no ocurre esto siempre. Incluso puede llegar a ser necesario provocarlo y vivir un parto inducido.

Todo parto inducido tiene sus riesgos. Es una decisión que se debe tomar si realmente hay un  motivo. Lo importante es estar bien informada y saber por qué se ha decidido hacerlo así.

¿Cuándo es necesario un parto inducido?

Siempre que haya un motivo médico y la salud de la madre o del  feto pueda afectarse si continúa el embarazo. Pueden aparecer algunas complicaciones médicas del embarazo, como la hipertensión  y preeclampsia, enfermedades maternas graves y rotura prematura de la bolsa.

En otras ocasiones se debe proporcionar asistencia médica al recién nacido. Por ejemplo, si sufre algún tipo de patología cardiaca o pulmonar e incluso algún tipo de malformación cuyo tratamiento debe ser quirúrgico e inmediato.

Mi experiencia como matrona en este tipo de partos

A veces la inducción de parto es programada en la consulta ginecológica, como en el caso de los embarazos prolongados.  Otras veces, cuando la embarazada acude a la urgencia, como en la rotura prematura de membranas.

En todos los casos, la noticia provoca asombro. La mujer ha proyectado durante todo el embarazo un parto que comienza de manera espontánea. Al producirse un cambio de planes, se generan muchos sentimientos de preocupación, miedo y estrés.

En la mayoría de los casos me encuentro con una mujer asustada, con poca información y con la noticia poco asimilada. Solo sabe que va a ser un parto largo y que va a tener contracciones de forma artificial. En la urgencia, la información recibida es muy intensa.  Por eso es muy importante acudir a la preparación maternal: la mujer será capaz de entender muchos términos médicos que para nosotros puede ser un lenguaje normal pero para ella, totalmente desconocido. En el paritorio, se intenta tranquilizar a la gestante y  recordar los motivos por los que se le induce al parto. De esa manera podemos comprobar si hay dudas sobre ello.

Yo, como matrona, intento tener la mayor empatía posible con la mujer que está dando a luz y ponerme en su situación. La mayoría de las parturientas no han estado ingresadas en un hospital en su vida y  no conocen el medio, lo que puede hacer que aumente su inquietud.

Muchas mujeres piensan que un parto inducido será un parto instrumental o una cesárea. No tiene porqué, pero hay más riesgo de producirse.

¿Qué es diferente en el paritorio cuando el parto es inducido?

Un  factor importante es el tiempo, tenemos la idea de que una vez en el paritorio estamos entrando en el proceso real del parto. Pero esto no es así: las horas de un parto inducido son el doble de un parto espontáneo. Por eso, si desde el principio se cuenta con ello, se pueden tener métodos alternativos para evitar que se haga muy largo como escuchar música, leer tu libro favorito, un pequeño sueño…..

El dolor es más intenso porque las contracciones generadas por la oxitocina sintética son distintas. Esto se debe a que el cerebro no produce las endorfinas que se liberan en un parto natural. Todo hace que la analgesia epidural sea inevitable y el momento que se recurre a ella sea  más precoz.

Por todo ello, hay que insistir en que la información es clave. Y más en un parto inducido, que conlleva más riesgos. Siempre hay un motivo de importancia cuando se decide finalizar la gestación e inducir el parto. Y es necesario informar de manera serena a la mujer.

Lo desconocido genera miedo. Si vives tu parto de manera consciente y habiéndote preparado para ello, si preguntas aquello que no sabes, verás que puedes confiar en los profesionales que te acompañarán en el parto para que sea una experiencia maravillosa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra ACEPTAR

Aviso de cookies