El otro día viendo una serie española, bastante moderna, a una mujer embarazada le ofrecían una copa de vino y su respuesta era afirmativa, matizando que sólo una copa de vino, que estaba embarazada. Esto me dio que pensar que hay muchas desinformación, y por eso he querido escribir esta entrada para hablar del alcohol durante el embarazo y como afecta el alcohol en las embarazadas.

Debéis saber que durante el embarazo está totalmente prohibido beber alcohol. No vale, una sola copa de vino, ni siquiera sólo una cerveza. Voy más allá, las cervezas “Sin” con un grado de medio de 0,9º de alcohol durante el embarazo tampoco se deben tomar. Sólo son válidas las bebidas modificadas con un grado alcohólico de “0,0”.

Ha quedado claro que las embarazadas no deben bebes ni una sola gota de alcohol durante este periodo. Se ha hablado de “prohibido”, pero cada una es mayor para hacer caso omiso de entradas como esta, redactadas por una matrona, o sobre los consejos de su médico, que dudo que recomienden algo contrario a lo que está aquí escrito.

¿Porqué la cantidad recomendada de alcohol es 0?

No hay estudios en cuanto a la cantidad mínima de alcohol que puede consumirse estando embarazada. Dichos estudios serían poco éticos porque habría fetos que acabarían afectados. Lo que sí que se ha demostrado es que madres que tienen problemas con el alcohol durante el embarazo han tenido bebés que nacen con trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF), que son evitables si se evita el consumo de alcohol durante el embarazo.

Pero el TEAF no es el único trastorno que puede ocasionar el alcohol en los fetos. Si sucede durante el primer trimestre, lo normal es que se ocasione un trastorno grave en el feto que acabe produciendo un aborto espontáneo. El consumo de alcohol durante el primer mes en que no sabes que estás embarazada, no suele causar problemas. Pero el alcohol puede no acabar con la vida que se lleva dentro, sin embargo, puede ocasionar problemas graves en los órganos del bebé, así como causar problemas mentales o algún tipo de discapacidad.2

¿Hay alternativas?

Si hablamos en cuanto a alcohol en el embarazo, la respuesta es NO. No se debe tomar alcohol y se debe evitar a toda costa. Si el cuerpo te pide algo de alcohol durante este periodo puede que tengas un problema que debas tratar. Y no hablo de que te apetezca tomarte una cervecita fresquita en una terraza junto a tus amigos, que es normal, pero el pensamiento del ser que tienes dentro debe impedir que te la tomes.

Con el alcohol durante el embarazo, ya tenemos muchas alternativas respecto a cervezas 0,0 y casi todas las marcas de cerveza ya comercializan una cerveza de estas características. Lo mismo pasa con el vino, aunque en menos cantidad, ya hay algunos “vinos deconstruidos” que no tienen ni una gota de alcohol. El tinto de verano está muy logrado también y no hay apenas diferencia entre uno con alcohól y uno sin alcohol, pero cuidado con los “sin” que suelen tener una graduación mínima que debe evitarse.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra ACEPTAR

Aviso de cookies