Si acabas de descubrir que estás embarazada, lo primero de todo es darte la enhorabuena y lo segundo comentarte que debes acudir a tu centro de salud a comunicar que estás embarazada. Lo primero será pedir cita con tu médico de familia en recepción de tu centro de salud, o a través de alguno de los medios que haya en tu Comunidad Autónoma para ello, ya que son muy dispares dependiendo de dónde vivas. Teléfono y plataforma online suelen ser las más comunes. El médico de familia te elaborará un primer informe de embarazo y te dará la primera cita con tu matrona, o comunicará a través de tu expediente la primera visita con la matrona en la Seguridad Social siguiendo los protocolos de planificación sanitaria.

El tiempo de espera varía mucho de la población, del centro de salud y de la comunidad autónoma. Una semana es la media que tienen que esperar las mujeres para lograr verme en el centro de salud en el que me encuentro actualmente pero, como ya os digo esto variará dependiendo de muchos facturas, incluida la fecha del año. Tu matrona debe verte antes de las 8 semanas de embarazo, que viene siendo como mucho seis semanas después de la última falta.

El número de visitas que debas realizar a tu matrona y el seguimiento que esta haga sobre tu embarazo variará dependiendo de la provincia en la que te encuentres, el centro de salud o incluso la matrona. Hay un calendario de visitas a la matrona que todas nosotras debemos seguir, pero que no todas hacemos debido al gran cupo poblacional que tenemos que nos imposibilita hacer ese seguimiento tan exhaustivo y lo hacemos a través de cursos con las embarazadas.

¿Qué me van a contar en la primera visita con la matrona?

Lo primero de todo, si no lo ha creado tu médico de cabecera en la anterior visita que te comentábamos, será crear una historia clínica sobre tu embarazo. Si ya has sido madre en alguna otra ocasión da igual, tendrás una historia clínica por cada uno de tus embarazos. Esa historia clínica, que te darán impresa te deberá acompañar a todas las citas que tengas durante el embarazo (ya sea con un ginecólogo, una matrona o cualquier otro especialista). Estamos en la era digital, pero no sabemos la razón por la que hacemos ir con dicho historial a todas las futuras mamás por lo que vemos las listas de espera llenas de mujeres con carpetitas azules o de publicidad que van dejando en los centros de salud y nos pueda facilitar la matrona.

Uno de los datos más esperados por las mujeres en esta primera visita con la matrona es la ansiada “Fecha Probable de Parto” que la matrona sacará preguntándote la fecha de tu última regla y metiendo ese dato en una “calculadora” manual redonda que devuelve una fecha que se nos grabará a fuego en nuestra memoria.

La matrona, en esta primera visita, nos hará muchas preguntas. Algunas creerá que no vienen a cuento con un embarazo, pero todo eso se queda guardado en el ordenador de cara a cualquier problema. Se darán recomendaciones y saldrás de allí con los volantes para solicitar en recepción las pruebas complementarias correspondientes como son las analíticas y las ecografías a realizar en el centro de especialidades u hospital en el que estés asignada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, revise nuestra política de privacidad y aviso legal

. ACEPTAR
Aviso de cookies