Hay algo que poco a poco va teniendo interés en España. No hablamos de otra cosa sino de los partos en casa, una modalidad muy desconocida todavía en nuestro país porque sólo se puede hacer de forma privada y con muy pocas profesionales especializadas en parto extrahospitalario todavía.

Para realizar este tipo de partos se ha de contactar con alguna matrona (o ginecólogo) especializado en ello. Se trata de servicios relativamente caros ya que no están financiados y el coste ronda aproximadamente los 2.000 – 2.500€. Sin embargo, el parto extrahospitalario está muy extendido en otros países como Reino Unido, dónde el trabajo de matrona es mucho más gratificante, en parte, porque está financiado por el National Health Service (NHS).

Pero el parto extrahospitalario no se centra sólo en los aprtos en casa que están planificados y perfectamente programados por el personal sanitario. Dentro de los partos extrahospitalarios hablamos también a los que se producen en casa, o en un taxi, vehículo propio o ambulancia o incluso en un centro comercial o centro de salud. Son partos sin planificación previa, simplemente porque ha llegado el momento y no ha dado tiempo más que llamar a una ambulancia

¿Que es lo primero que debe hacer el personal sanitario?

Lo primero es la toma de datos de la paciente, en este caso la madre que va a dar a luz. Esto es la teoría, porque muchas veces no es posible ya por lo avanzado que está el proceso del parto. Algunos datos que se deben tomar son:

  • Datos personales: nombre completo, edad, estado civil…
  • Antecedentes familiares
  • Antecedentes personales: enfermedades actuales y pasadas ( HTA, DM…)
  • Antecedentes de obstetricia: Historia del embarazo, semanas actuales de gestación, gestaciones y partos previos con años desde el último
  • Estado de la posición fetal

Actuación in situ del parto extrahospitalario

Siempre que el estado del parto no sea tan urgente como para hacerse en ese lugar y momento, llamaremos a emergencias para preparar el traslado de la madre a un hospital o ayudaremos en el traslado, ya sea en vehículo particular o taxi. En caso contrario, deberemos actuar del siguiente modo.

Hay que evitar la mirada de curiosos por lo que debemos trasladar a la mujer a un lugar libre de miradas extrañas y lo más cómodo posible para ella, algo que ayudará en el trascurso del parto porque estará más cómoda. Debemos acomodar la superficie sobre la que se siente o tumbe con mantas o almohadas o cojines para que sea lo más cálido posible.

El apoyo psicológico a la madre es fundamental tanto en un parto normal como en un parto extrahospitalario, que vea que no está sola en un momento como ese y que hay una persona con conocimientos suficientes en ese momento tan duro para ella.

Si estamos en un centro de salud deberemos recopilar algo de material como pinzas de Kocher, tijeras, pinzas umbilicales, gasas, guantes estériles entre otras cosas. En caso de estar fuera necesitaremos ropa o paños limpios como mínimo.

Si la ambulancia no ha llegado en el momento del alumbramiento o el trasporte que iba camino del hospital no ha llegado a su destino, se debe parar en algún sitio libre de peligro ya que hacerlo en movimiento puede traer problemas.

Momento del alumbramiento…

Llegado el momento del alumbramiento del parto extrahospitalario, se debe retirar la ropa genital, ponerse guantes limpios en caso de tener y a medida que se ve saliendo la cabeza a través de la zona vaginal, se deben favorecer los pujos al ritmo de las contracciones uterinas. Una vez haya salido toda la cabeza, se deben limpiar las secreciones de boca y nariz para que salga todo el líquido amniótico.

Este momento es crítico ya que antes de seguir con la expulsión del feto, hay que valorar el estado del cordón umbilical. Si hay vueltas de cordón en el cuello, se debe intentar liberar pasando la vuelta por encima de la cabeza. En caso de ser imposible se debe pinzar el cordón en dos sitios muy cercanos para cortar en medio de los dos pinzamientos.

La cabeza del feto rotará sola para ayudar a la salida de los hombros y del resto del cuerpo del bebé.Debemos sujetar la cabeza con las dos manos traccionando hacia abajo permitiendo la salida del hombro superior y a continuación traccionar hacia arriba para la salida del otro hombro y la salida del resto del cuerpo. En este punto habremos completado el parto vaginal y además totalmente natural.

Hay que realizar el Test de Virginia Apgar en su primer minuto de vida para comprobar que tiene limpias las vías respiratorias y estimulando el uso de los pulmones secando al bebé recién nacido con relativa fuerza y si esto no funcionara, dándole golpecitos en las palmas de los pies.

Un a vez el bebé está respirando con normalidad, se debe realizar el “piel con piel” con la madre desnudando la parte superior de ella y tapando a los dos con mantas o ropa de abrigo para que no pierdan frío, o incluso poniendo algún gorrito al bebé evitando la pérdida de calor.

Llegados a este punto sólo debemos esperar la llegada de un trasporte que lleve a la madre y al bebé al hospital más cercano. Durante este tiempo de espera puede salir la placenta, pero NUNCA se debe cortar el cordón umbilical a no ser que lo hayamos hecho previamente por una vuelta de cordón.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, revise nuestra política de privacidad y aviso legal

. ACEPTAR
Aviso de cookies