Como profesional estoy acostumbrada a oír verdades barbaridades respecto a la lactancia materna. Principalmente dichas por las familias de las mujeres a las que visito, concretamente las madres o las suegras suelen ser las que más hablan por eso de haber sido ellas ya madre hace algún tiempo. Para quitarte las dudas te voy a contar 6 Mitos y 6 realidades de la lactancia materna.

mitos y realidades de la lactancia materna.

Muchas veces no queremos hacer caso de los consejos que nos están dando. Como consejo que te damos desde matronas.org es que escuches y no formes una opinión contraria a la que te estén dando y después en tu casa con tu pareja y tu bebé hagas lo que mejor consideres.

Realidades

Estas son las realidades que circular por internet y que debes tener en cuenta:

No puedo beber durante la lactancia: Al igual que durante el embarazo está totalmente desaconsejado la ingesta de nada de alcohol, durante la lactancia está recomendado no tomar nada de alcohol ya que puede pasar al organismo del bebé. En todo caso, si te tomas una cerverza o un vino que sea al menos dos horas antes de volver a dar el pecho al bebé.
Tampoco puedo fumar: Del mismo modo que sucede con el alcohol, el tabaco puede ser perjudicial para tu hijo/a.
El segundo pecho cuando el primero esté vacío: Esto es recomendable porque la leche varía desde el inicio de la toma hasta el final, sueldo la última parte rica en grasas. Para una correcta alimentación de tu bebé es recomendable que al menos vacíe un pecho antes de ponerle en el otro.
Los bebés con lactancia artificial duermen mejor que los de lactancia materna: Partiendo de la base de que los bebés no deben dormir bien porque tienen un sueño superficial, los niños con leche artificial suelen acabar empachados, lo que les hace caer rendidos, igual que nos sucede a los adultos después de un atracón de comida,
La lactancia deforma los pechos: Del mismo modo que lo hace el embarazo. Por tanto debes saber, que tras un primer embarazo, tus pechos no volverán a ser los mismos. La lactancia también influye para esta deformación.
Algunos alimentos cambian el sabor de la leche: Esto es completamente cierto, pero no quiere decir que sea malo ya que ayuda al bebé a tolerar mejor los alimentos en su etapa de introducción.

Mitos

Estos son algunos de los mitos que corren por internet y que alguien nos puede dar como consejo para la lactancia y que debes hacer caso omiso.

Si tengo los pechos pequeños no vas a tener mucha leche: Esto no tiene fundamento ninguno. Da el igual el tamaño de los pequeños que, por norma general, tu bebé no sufrirá por la cantidad de leche que tengan tus pechos. Si crees que se queda con hambre porque se queda inquieto y crees en la lactancia sin complementos, te recomendamos que visites a alguna mtrona o pediatra con las mismas convicciones que tú, porque debes saber que es posible sin necesidad de complementar.
Para tener mucha leche hay que beber mucha leche: Otro de los bulos que circulan. La leche en adultos no es indispensable. Con tener una correcta dieta e hidratación es más que suficiente para una correcta lactancia.
Dando el pecho hay que comer más: Aunque la lactancia requiere de más desgaste que el que pueda tener una mujer sin dar el pecho. NO es recomendable que se coma más ya que el cuerpo se preparó durante el embarazo para este desgaste extra posterior.
No produzco leche suficiente: En toda mi trayectoria com matrona, muy pocos son los casos en losq ue se ha acabado recomendando suplementar al bebé durante un tiempo determinado. Esl resto de madres que han venido con este problema, se han ido convencidas de que esto no era así.
Si no doy el pecho soy una mala madre: No tiene fundamento ninguno. Dar el pecho es una tarea muy sacrificada que toda mujer no está dispuesta a realizar. Si no quieres dar el pecho a tu hijo/a no significa que seas mala madre, aunque las recomendaciones que te podemos dar es que, a pesar de ser difícil, aporta muchos beneficios a tu bebé.
Tengo leche, pero es de mala calidad, por eso mi bebé no coge peso: Toda la leche materna, con una correcta dieta y sin tomar alimentos y medicamentos prohibidos así como alcohol y tabaco, es de buena calidad. si tu bebé te pide constantemente es porque necesita comer constantemente, pero no significa que tu leche sea de mala calidad.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, revise nuestra política de privacidad y aviso legal

. ACEPTAR
Aviso de cookies