Los niños prematuros llegan al mundo antes de que el embarazo llegue a su término. Por lo general reciben el nombre de niño prematuro todos los bebés que nacen ya en el tercer trimestre de embarazo pero antes de cumplidas las 37 semanas. Esta fecha se da porque un embarazo se considera a término pasadas las 36 semanas desde la fecundación y hasta la semana 41+3 días en España, fecha en que será provocado el parto para evitar problemas al bebé. Te recordamos que es muy importante suplementarse con ácido fólico, incluso antes de quedarte embarazada.

Es muy importante que los niños que nacen prematuros se les dé especial atención, en razón de que han llegado al mundo con una condición muy vulnerable y requieren de cuidados más profundos, por lo general se trata de asistencia respiratoria debido a que por lo general no se han terminado de formar sus pulmones.

Otros niños prematuros sin embargo, sobre todo los que más se aproximan la la fecha de término no necesitan de estos cuidados intensivos y han nacido con un peso y una maduración que les permiten vivir fuera de incubadoras e incluso de quedarse ingresado en el hospital e irse a casa con sus padres como lo haría un bebé a término.

Cuidados que requieren los niños nacidos antes del término del embarazo

Los cuidados de los niños prematuros son altamente delicados, debido a que son múltiples los problemas y dificultades que pueden presentarse, por tal motivo es que deberán pasar sus primeros días de vida en una unidad de cuidados intensivos, para tener un control más preciso sobre su condición. Un aspecto fundamental es que los niños nacidos antes de tiempo tienen una mayor demanda alimentaria, debido a que crecen más rápido que los niños nacidos a término. Pero el problema reside en que son inmaduros para alimentarse por sí solos, por lo que muchas veces la alimentación deberá hacerse mediante una sonda nasogástrica. Otras veces sin embargo tienen suficiente fuerza para mamar durante unos pocos minutos, este método es mucho más sacrificado para la madre porque estará continuamente alimentando al bebé prematuro, pero es la forma natural de hacerlo.

En cuanto a la leche que debe tomar el bebé. Como siempre recomendamos que sea leche propia de la madre, aunque se haga de manera artifical mediante una sonda nasogástrica. La madre deberá extraerse la leche para que se le dé al bebé, es importante saber que la alimentación deberá hacerse de una manera muy lenta, porque de no ser así podrá producirse una infección intestinal. Si no se quiere extraer la leche, la leche de fórmula también alimentará al bebé como es debido, pero no le aportarás esas defensas que tanto necesita en estos momentos.

Higiene para el cuidado de un niño nacido antes de término

Los niños prematuros son altamente propensos a contagiarse de cualquier enfermedad, así como también de desarrollar procesos infecciosos, por tal motivo es que deberán permanecer en unidad de cuidados intensivos hasta que se estabilicen, de esta manera estar alejados de cualquier factor contaminante que los pueda perjudicar o afectar. En cuanto al higiene, la persona que los vaya a manipular deberá lavarse las manos cada vez que los vaya a tomar, de igual manera su habitación deberá mantenerse muy limpia, y en cuanto al pañal se le debe cambia cada 3 o 4 horas aunque no lo haya ensuciado, para evitar posibles irritaciones, lo que en niño prematuro es muy preocupante.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, revise nuestra política de privacidad y aviso legal

. ACEPTAR
Aviso de cookies