Hoy vamos a hablar de las cesáreas, y concretamente de un estudio británico en un pequeño grupo de mujeres embarazadas a las que se les estuvo controlando para comprobar si existía relación entre la longitud del cuello del útero y las cesáreas. La conclusión fue clara y demostraron que la longitud del cuello uterino predice el riesgo de parto por cesárea en las mujeres incluso muchas semanas antes de que se produzca. Y es que en Occidente y más concretamente en España (que es el caso que conozco de primera mano) se abusa demasiado de los partos asistidos mediante cesárea. Fíjate los números que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que en un país el porcentaje de cesáreas en parturientas debe ser inferior a un 15% mientras que en nuestro país se sitúa en torno a un 25%, un número mucho mayor de lo recomendado.

Relación de la longitud del cuello del útero y las cesáreas

Es sabido que el cuerpo de la mujer cambia mucho durante las diferentes etapas del embarazo. Pero estos cambios, aparte de producirse los cambios físicos, también se producen muchos cambios en el cuerpo de la mujer que no se ven de cara al exterior. Un claro ejemplo es el cuello del útero que se va preparando desde muy pronto para el parto y un estudio británico de la Universidad de Cambridge y del Hospital King’s Collegese resolvió con que es posible predecir el riesgo de que el parto se produzca mediante cesárea midiendo la longitud del cuello del útero en las mujeres en la semana 23 de embarazo.

Una de las conclusiones a las que llegaron es que el riesgo de que exista una cesárea es alto si en la semana 23 de embarazo la longitud del cuello del útero es de 25 mm y sigue aumentando gradualmente hasta la longitud uterina más larga que se registró en el estudio y fue de 67 mm.

La mayor causa de una cesárea es por culpa de una lenta progresión del parto que puede producir sufrimiento y esta lenta progresión puede ser debida, entre otros muchos factores, a la longitud inicial del cuello del útero y por tanto más esfuerzo requiere para la madre que el feto pase el cérvix y se producto un parto vaginal.

Esta información va destinada tanto a madres como a profesionales. Entendemos que las futuras madres puedan preocuparse por esta información. No deja de ser un estudio estadístico que como profesionales del sector nos viene bien conocer. Pero hay que estar tranquila en todo momento y a pesar de que el riesgo se incremente, el mayor porcetaje que se encontró en el caso de estudio fue de un 27%, casi en la media de partos mediante cesárea que se registra en España del 25% y que debemos intentar reducir.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, revise nuestra política de privacidad y aviso legal

. ACEPTAR
Aviso de cookies